Mademoiselle Leonora

No todos podemos ser unos medievalistas, marxistas, hipocritas y antisociales entregados al libertinaje.

sábado, 22 de octubre de 2011

La necesidad de tenerte.

(Encontre esto escrito en una de mis viejas mascotas)

Emana de mi la necesidad de tenerte, y tu te niegas a dejarme entrar a tu corazón.
Ya a otra perteneces y tus besos andan merodeando sobre mi cuerpo.
A otra perteneces y aun palabras de amor susurras a mis oídos.
Esperanza le das a esto que siento, mas se que es solo un juego para ti.



domingo, 7 de agosto de 2011

David Lynch

sábado, 23 de julio de 2011

Todo lo que te he dicho, dicho por otras peronas...

-Ignoran cuánto tormento
encierra el placer.

Anónimo cristiano del siglo II

-Cuando hables,
procura que tus palabras
sean mejores
que tu silencio.

Proverbio indio

-El valor es hijo de la prudencia,
no de la temeridad.

Pedro Calderón de la Barca

-El que sabe hablar,
sabe también cuándo.

Arquímedes

-Se necesitan dos años para aprender a hablar
y sesenta para aprender a callar.

Ernest Hemingway

-Pensamientos tontos tenemos todos,
pero el inteligente se los calla.

Wihelm Bush

-La estupidez
insiste siempre.

Albert Camus

-De todos los animales de la creación
el hombre es el único que bebe sin tener sed,
come sin tener hambre
y habla sin tener nada que decir.

John Steinbeck

-Napoleón acabó perdiendo
porque libró una batalla de más

Dominique Nora

-Que no sabemos lo que nos pasa:
eso es lo que nos pasa.

Ortega y Gasset

jueves, 21 de julio de 2011

Enamorada de un autista.



Tu mirada coloza, carente de deseo, tus manos inquietas faltas de direccion y esa sonrisa que se aparca en tu rostro... y es que aun no se en que piensas, tus ojos aun no me lo dicen y tus labios no hacen el intento. Es que quiero volar rumbo a tu mundo sin movimiento, sentido, ni tiempo. Imposible es de explicar la claridad de tu existencia. Con soberbia me entrego, con inocensia me recibes, vehementes son mi deseos, vehemente es mi amor y puras mis acciones.

lunes, 18 de julio de 2011

Procrastination by Johnny Kelly

viernes, 8 de julio de 2011

Estaran todas las noches.

(Inspirado en la cancion ''no estas tu'' de Ismael Serrano)


Y es que la humanidad se ha olvidado del placer de ser alguien interesane... pero espero que pronto no cuenten conmigo para que todo siga su camino, para que yo y todos mis demonios buenos sigamos nuestro curso, y por casualidad pasare por la casa donde lloramos e intentamos escapar. Ni la tele ni la computadora, ni paris ni aguacero, y es que no estas tu .

sábado, 2 de julio de 2011

Cita.


Las grandes mentes no fueron agraciadas con grandes amores... ni con perfecciones exteriores.

Daniel E. N.

jueves, 23 de junio de 2011

Usa pretector solar!!

lunes, 20 de junio de 2011

Las señales


(Este relato es de la autoria de Pepe Pereza, si por algun inconveniente este desea que sea eliminado asi sera)


Sabih se quitó la camiseta y se miró en el espejo de la habitación que acababa de alquilar, tratando de verse la espalda. Unos tremendos arañazos la cruzaban en diagonal. Hizo un gesto de fastidio y arrojó la camiseta sobre la cama. Conectó la radio y el locutor anunció el tema “Roads” de Portishead. Le encantaba esa canción. Se tumbó a escucharla, concentrándose sobre todo en el bajo. A media canción, llegó Elena. Sabih siguió a lo suyo sin inmutarse. Elena le miró de reojo y se fue directa al baño, cerrando la puerta tras de sí. Al poco, volvió a salir pero esta vez, completamente desnuda.

- Te dije que no me dejases señales y tengo la espalda totalmente arañada. – Dijo Sabih.
- Déjame ver. – Ordenó Elena según se acercaba a él.

Sabih le mostró la espalda y ella acercó su mano, parecía que lo fuera a acariciar, pero en el último momento sacó las uñas y se las clavó. Él gritó de dolor y se apartó.

- ¡Joder! – Protestó Sabih frunciendo el ceño.

Elena soltó una carcajada seca.

- Para que no vuelvas a decirme lo que puedo y lo que no puedo hacerte. – Dijo Elena cambiando el semblante y poniéndose seria.

Se tumbó junto a él. Sabih notó como un hilo de sangre bajaba por su espalda. En la radio sonaba otro de sus temas favoritos: “Cuando te duermas” de Los Piratas.

- ¿Has traído el lubricante? – Preguntó Elena.
- Sí…

Sabih se incorporó y sacó del bolsillo de su cazadora, que estaba tirada sobre los pies de la cama, un frasco.

- …aquí lo tienes. - Dijo mientras se lo pasaba.

Elena lo tomó en sus manos y leyó con atención la etiqueta.

- Nos servirá… Y tú, ¿por qué no te has desnudado todavía?
- Ya voy.

Sabih se despojó de pantalones, calcetines y calzoncillos.

- ¿Estás preparado?
- Sí.
- Extiende tu mano.

Elena vertió un chorro de lubricante sobre su palma.

- Ya sabes lo que tienes que hacer. – Dijo ella poniéndose a cuatro patas.

Sabih se extendió el lubricante por las manos e introdujo su dedo índice en el ano de ella. Poco a poco, lubricó el agujero hasta que pudo meter el segundo dedo. Elena gimió, estaba a punto cuando introdujo el tercero. Sacó los dedos y se acomodó para penetrarla con el pene, que entró sin dificultad.

- ¡Métemela hasta dentro! – Suspiró Elena a la vez que se agarraba con fuerza a las sábanas.


Sabih apretó las mandíbulas y empujó con rabia las caderas. Elena acompasaba sus gemidos con las envestidas de su compañero.

- Vete preparándote… - Le advirtió Elena.

Sabih alargó el brazo, cogió un cigarro y un mechero de encima de la mesilla. Se metió el pitillo en la boca y le prendió fuego, aspiró y soltó el humo sobre la punta del cigarro poniéndola al rojo.

- Hazlo ahora. - Ordenó Elena.
- Estás segura.
- Hazlo, joder…

Sabih obedeció y apagó el cigarro sobre la espalda de ella. Elena llegó al orgasmo. Justo en ese momento sonaron los primeros compases del tema de Mark Lanegan “One Way Street”. Ella separó sus nalgas de él, se giró y se metió la polla en la boca. Sabih se concentró en las notas de la canción, especialmente en las que ejecutaba la segunda guitarra acústica. Elena apartó ligeramente el pene de su boca y le dijo:

- Dame tu lefa.

Sabih asintió con la cabeza. Durante todo el día había estado bebiendo zumo de tomate porque alguien le dijo que eso daba buen sabor al semen. Elena siguió chupando, en un momento dado, sacó sus uñas y las clavó en las nalgas de él haciéndole eyacular. Después Sabih volvió a encenderse el cigarrillo que momentos antes había apagado sobre la espalda de su compañera y aspiró el humo llenándose los pulmones. Elena saboreó el semen, lo notó más dulce de lo habitual. El zumo de tomate había sido efectivo. Ambos se relajaron tumbados en la cama mientras en la habitación aún persistía un ligero tufillo a carne quemada.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Que todos esperen sentados...


Que todos esperen sentados, esperando que nuestro amor acabe.
que todo se termine, que la muerte nos separe
aguardaran a que nos amemos, que se acabe el deseo
que se termine la pasion, el frenesi que nos mantiene vivos.

Para entonces todos estaran muertos, todos menos nuestro amor
todo menos nuestros cuerpos que, para entonces, seguiran escarneciendo
Asi es, escarneceremos a aquellos sosegados que se niegan a rendirse.

No oscilare en convidar todo de mi,
No vacilare en entregarme a ti,
Por que en ti veo una gota de esperanza
Por que en tus ojos veo mi futuro.

lunes, 18 de abril de 2011

Soñando despierto

Al llegar a tu puerta pude notar que temblabas y yo no pude esconder que me excitaba,
sonreíste y con esa cálida mirada desnudaste mi alma sacando en ese momento lo mejor de mí…
Al rozar tu piel la química entro en el juego y una erección delato mis intensiones,
los instintos de animal me salieron y arranque la ropa de tu piel con ferocidad.
Los cielos tenían poco placeres como los encontrados en aquella madrugada del domingo en la que no quedaron rincones sin explotar la sexualidad de nuestro cuerpos.
Tus nalgas sudaban el néctar de tu cuerpo el cual me hacia volar en la profundidad de tu vagina
mi lengua acariciaba las paredes de tus más íntimos rincones…
Luego de explotar los dos de deseos y saciar la sed de nuestras almas,
me di cuenta que aun no me atrevía agarrar tu mano en el pie de la escalera de tu puerta.

Lord Suir.-